domingo, 29 de noviembre de 2015

Feliz cumple, papi.

Hoy era el día del cumpleaños de mi padre. Hubiese cumplido 84 y hubiera sido genial poderlo celebrar.

Recuerdo su último cumple. Ya estaba muy malucho en el hospital, y unos días antes surgió de casualidad que le pirraban los scalextrix, y que, según sus palabras, le hubiera gustado que hubiese sido un chico para haberlo tenido, que digo yo, que aún siendo chica, hubiese podido tenerlo igual. (me habría encantado).
Así que, hace hoy 18 años me presente con un enorme scalextrix en su habitación. La sorpresa que se llevó fue enorme, pedimos permiso y allí me puse a montarlo. Y al terminar, a jugar a los coches. Fue fantástico, durante un par de días, lo tuvimos montado, cada vez que venían las enfermeras, y hasta la doctora, jugaban una partidita con el. Y cuando llegaba yo, lo pasábamos pipa. Lo malo, es que al cabo de un par de días nos hicieron desmontarlo, por temas de limpieza y tal. Pero me queda la satisfacción de que esos días creo que fue feliz haciendo algo que siempre quiso, aunque fuese algo tan infantil como jugar a las carreras de coches.
Desde aquella lo tengo en casa. Algunas veces lo he montado y usado, y luego vuelve a la caja. En ocasiones he pensado en regalarlo, y sé perfectamente a quien, pero solo pensarlo es como dejar marchar a mi padre de nuevo, así que de momento aquí se queda. Es algo de lo que no me puedo desprender. Ni quiero.

Muy feliz cumpleaños, allá donde quiera que estés. Te quiero. Te echo muchísimo de menos.





3 comentarios: